Por Prensa CAB

El escolta argentino se lució en el cruce de octavos de final frente a Turquía y coronó su actuación con un triple memorable para rubricar el pase de la U19 a cuartos.

Es uno de esos momentos que vivirán para siempre en el corazón de quienes fueron testigos de la hazaña. Argentina caía por un punto con 3,4 segundos en el reloj frente a Turquía y se quedaba afuera en los octavos de final del Mundial de Letonia después de una batalla de cuatro cuartos. Sin minutos para pedir y dibujar una jugada, todo quedó en las manos de los jugadores en cancha y fue Gonzalo Corbalán quien asumió la responsabilidad de ir en busca de la jugada heroica.

Corbalán recibió tras la reposición, cruzó mitad de cancha esquivando rivales y en el aire, a una mano, lanzó un triple que terminó ingresando por el aro para euforia argentina y tristeza turca. En el mismo instante en el que la pelota ingresaba por el aro, mientras en Las Vegas los integrantes de la Selección mayor celebraban una nueva gesta del básquet argentino, Corbalán se transformaba en un nombre rápidamente viral en las redes sociales: "La verdad es que no se qué pasó, agarré la pelota y salí corriendo para ver qué pasaba. Gracias a Dios la pelota entró", confiesa la figura del triunfo nacional.

Fue un partido redondo para Corbalán, quien ya tiene una postal para enmarcar en su incipiente carrera: marcó 25 puntos con una eficacia de 7/8 de cancha, 2/4 de tres y 5/7 desde la línea de libres además de capturar cuatro rebotes, repartir tres asistencias y robar dos balones. Su actuación fue fundamental para sostener a la Argentina en un escenario en el que Turquía sacaba provecho de cada situación ofensiva y el triple in extremis coronó una jornada inolvidable: "Para mí es un sueño. Nunca había jugado con la Selección y la experiencia es increíble, poder representar a mi país es hermoso".

Corbalán nació en Villa San Martín en Resistencia, Chaco, el 3 de marzo de 2002 en el seno de una familia de larga tradición en el deporte. Hijo del ex jugador Jorge Pablo "Toro" Corbalán y de la campeona argentina de atletismo Carolina Gutiérrez, es hermano de Juan Pablo, quien actualmente juega en Regatas en la Liga Nacional, y de Ana Paula, quien también se destaca en atletismo. A principios de 2019, Gonzalo decidió emigrar, dejó su Chaco natal y apostó por continuar con su formación tanto académica como deportiva en Estados Unidos.

En su primer año en la secundaria de Las Cruces High School fue campeón del Campeonato estatal 5A masculino con un récord de 29-3, fue el máximo anotador en la final del torneo y fue premiado con el trofeo al Jugador Más Valioso del torneo y el Mr. New Mexico Basketball. Su buen rendimiento lo llevó a sumarse a la Universidad Cristiana de Lubbock, donde también estudia marketing.

En el actual Mundial U19 promedia 13.8 puntos por juego, máximo anotador del conjunto que dirige Daniel Farabello y que en cuartos de final enfrentará a Serbia el viernes. Corbalán, 14º en la tabla de goleadores del campeonato, confía en que Argentina puede hacer una gran campaña después de haber eliminado a un equipo poderoso como el turco: "Después de lo de hoy no tenemos techo".

Sobre el trámite ante un equipo que los había vencido durante la preparación para el torneo, Corbalán analizó: "El partido fue emocionante desde el principio, sabíamos lo que eran ellos porque jugamos un amistoso antes de que empezara el torneo. Durante el partido vimos que lo podíamos ganar y que solamente dependía de nosotros. Ganamos porque hicimos un buen partido, que estuvo palo y palo, y estuvimos a la altura de un muy buen rival. Podría haber ganado cualquiera, pero en el básquet sólo gana uno y hoy se nos dio a nosotros.

Efectivamente, la balanza se inclinó en favor de una Argentina que, después de los festejos, empezará a pensar inmediatamente en Serbia el viernes a las 15hs de Argentina, el rival de cuartos de final que debió sufrir hasta último momento para vencer a Japón.

Fuente: Sitio CAB

Compartir